Fukushima: El silencio de la soledad

Copia de img009 6

De niño tuve la oportunidad de viajar a Japón y me sentí muy afortunado por gozar de la experiencia de recorrer las calles de este país que, aunque pequeño, me parece que tiene una infraestructura minuciosamente planeada, como si cada espacio fuese naturalmente designado para cada objeto. 

Mi padre solía llevarnos a recorrer cada rincón de casi todas las pequeñas comunidades de Tokyo: Ueno, Akihabara, Shinjuku, Harajuku, Ginza, Shibuya y muchos otros pueblos que podría seguir mencionando. Aun cuando en algunas ocasiones sentimos temblores   –¡vaya que me causaban pánico¡– nunca fue motivo para desear abandonar el país y no volver jamás. 

Después de tres años de estadía en aquella isla, volví a México y al cabo de unos años, esperando revivir aquellos tiempos en aquel país, volví. Aunque el entorno no parecía cambiar del todo, comprendí muchas cosas que en esos años de mi infancia, que quizás por falta de conciencia, no lograba percibir. 

A mediados del 2017, recibí un mensaje de José Luis Cuevas, preguntando por mi disponibilidad para asistirle en un proyecto de fotografía que planeaba desarrollar en Japón. Me hablaba de su interés por acudir al norte del país, en donde algunos años atrás ocurrió una catástrofe a causa de un Tsunami. Inmediatamente en mi cabeza surgió una lluvia de recuerdos sobre comentarios que había escuchado en México acerca de una noticia sobre un poderoso Tsunami que devastó alguna región de Japón, aunque nunca llamó mi atención lo suficiente como para indagar más al respecto. 

En marzo de 2011, se presenció un fenómeno natural sin precedente, en el que inició un terremoto que provocó un Tsunami y, por si no fuera poco, la explosión de unos de los principales reactores de energía nuclear de la zona. Esto ocurrió en el norte de Japón, en la región de Tōhoku, prefectura de Fukushima. El lugar quedó devastado a un grado indescriptible, las consecuencias del derrame radioactivo que contaminó a los pueblos aledaños aún está latente.

A finales de 2017 y hasta principios de enero de 2018, en compañía de José Luis Cuevas, hicimos un largo recorrido dentro de los pueblos principalmente afectados de Fukushima para el desarrollo de su proyecto. Durante el viaje, tuve el impacto visual que tal vez podría tener un niño al mirar la escena de una película de ciencia ficción que representa una ciudad devastada a causa de una bomba atómica. 

La invasión de la radioactividad ha impedido la ceremonia de despedida de cada uno de los hogares, pues dentro de cada uno de ellos aún se conserva la esencia de las familias que los habitaron. Ha quedado en mí la visión de calles desoladas, vías férreas sin ese peculiar sonido del tren que avanza sobre ellas, hogares únicamente habitados por los recuerdos que han quedado destrozados y que ahora yacen sobre el Tatami, aquel aire que solía disfrutar en las calles de Japón ahora carga un desamparo y un silencio interminable.

El silencio…

Para muchos, el silencio puede ser experimentado o interpretado de muchas maneras. He aprendido a disfrutarlo y aprovecharlo para hacer memoria de los buenos recuerdos, para disfrutar de una lectura, para sentir el aire, para escuchar mi respiración, para darle una pausa de tranquilidad a mi vida o simplemente para disfrutar de una siesta a mediodía; sin embargo, considero que el silencio también puede ser melancólico, puede ser el estado previo a una despedida, puede agudizar la presencia de una angustia, puede inmovilizar al cuerpo y bloquear la mente, o nada más puede ser el agente que representa la ausencia.

La soledad…

He presenciado una nueva fase del silencio de acuerdo con mi vivencia en Fukushima, un silencio que ya no sólo puede ser capaz de representar una despedida, una ausencia, una angustia, sino la fragilidad del ser humano ante la naturaleza y el fracaso de una nación ante el intento de progreso para ganar su lugar en la historia. Un silencio tan frío que sólo puede causar una terrible soledad.

Copia de img010 2

 

Copia de img003 5

 

Copia de img011

 

Copia de img027 2

 

Copia de img015

 

Copia de img019 2

 

Copia de img019

 

Copia de img022 5

 

Copia de img025

 

img033

 

Copia de img027

 

Copia de img034 3

 

Copia de img036

 

img008

 

img017

 

Copia de img023

 

Copia de img004 3

 

Copia de img031 2

 

Copia de img028 2

 

Copia de img018 2

 

Copia de img033